Los Molles del Valle del Encanto


Los Molles del Valle del Encanto


El Valle del Encanto es un sitio arqueológico cercano a Ovalle IV región de Chile. El lugar queda a 20 minutos del pueblo y destaca por sus petroglifos, pictografía y piedras tacitas. Los Molles utilizaron por primera vez el Valle del Encanto, después fueron Los Diaguitas y posteriormente Los Incas. 



Las Piedras Tacitas son enormes rocas horadadas con pequeños orificios, se molían alimentos y alucinógenos. Se han encontrado restos de cebil, el famoso vegetal psicoactivo más difundido en las tierras del sur de América. Estas piedras servían también de observatorio astronómico, ya que si se llenan de agua en fechas de equinoccio, es posible ver algunas de las constelaciones en los reflejos.



Algunos petroglifos representan chamanes o danzantes con penachos de pluma en sus cabezas. Puede ser evidencia de Difusionismo Cultural, ya que estos penachos también eran y son utilizados por chamanes de la Amazonía, que usaban plumas de guacamayo (un colorido loro selvático). Estos adornos son llamados Cabezas Tiaras.



Hay evidencias que respaldan los contactos entre Los Molles y los Atacameños del norte grande de Chile. Estos hechos nos van revelando que la influencia americana se dio a través de las comunidades vecinas, lo que se fue difundiendo a lo largo de todo el territorio americano a través de los años.


Se podría establecer que los antiguos organizaron su conocimiento en base a tres dimensiones: El Uso de Alucinógenos, la Astronomía y la Estética. El uso de alucinógenos, les hizo re-significar la realidad, dándole un sentido místico, sintiendo la presencia viva en toda la materia. Por otra parte,  la astronomía se evidencia en sus construcciones que estaban acondicionadas para observar las estrellas y el sol en determinadas fechas, donde realizaban rituales. Tampoco se puede olvidar el sentido de la estética, ya que sus restos arqueológicos, siempre encantan por la belleza del entorno, la perfección de las construcciones y las formas que le daban a sus ciudades y centros ceremoniales.



Estas tres dimensiones hacen que algunos investigadores vean manifestaciones de seres extraterrestres en el arte de los antiguos. Nunca sabremos a ciencia cierta que ocurrió en el pasado, pero el legado de los ancestros puede radicar precisamente en eso: despertar nuestra imaginación y respetar el pasado por sobre las ideologías del presente.




Comentarios

  1. Grandes palabras de un historiador en busca de iluminación, un True Yanaconquer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Señor Pepinazo, estaremos subiendo articulos sobre el origen americano para difundir la cultura, Saludosss

      Eliminar

Publicar un comentario