Lago Ranco. Donde se Reúnen las Piedras.

Tras habernos venido a vivir a la región de Los Ríos, comenzamos a buscar nuevos sitios emplazados en el sur de Chile. Desde los petroglifos que encontramos en el seco, caluroso y semi desértico valle del Choapa, tuvimos que hacer un giro para encontrar el rastro del ancestro en un terreno verde, húmedo, lluvioso y frío.


Haciendo contactos con diversas comunidades Mapuche Lafquenche y Williche, comunicándonos con grupos especialistas en piedras tacitas, logramos dar con la cuenca del lago Ranco, un lugar histórico, de gran relevancia cultural y ancestral.

Gracias a Marcos Moncada, miembro del Grupo Tacitas, logramos seguir la pista de varios sectores asociados a petroglifos y piedras tacitas del lago Ranco. Nos tardamos algunos meses en coordinar una salida a terreno, hasta que el pasado 27 y 28 de septiembre iniciamos una excursión hacia Bahía Coique, un lugar reconocido por sus vestigios arqueológicos.



Una vez llegamos a Bahia Coique, asombra la presencia del lago Ranco, el tercero más grande de Chile y que tiene una historia de magia, cultura y resistencia mapuche que se mantiene actualmente.

Cuando preguntamos sobre las tacitas a los lugareños, ellos nos dieron coordenadas que al principio sonaron confusas. Por ejemplo; “siga derechito, después hay un letrero que dice canchas de tenis, por ese camino no se meta, tampoco tiene que dentrar hacia la playa, siga hasta que vea un camino de piedras, allí sigue y como a 10 minutos va a ver una pampita, allí están esas piedras, nosotros les llamamos piedra de los platos o de las tazas porque tienen unos hoyos así grandes…”

Vista desde la Piedra Tacita

Confiando en las indicaciones, seguimos esa ruta, siempre inseguros de si realmente habíamos entendido bien. Llegamos a un sector residencial, compuesto por  grandes casas de veraneo, donde consultamos a Arturo, un cuidador que estaba trabajando el huerto de su patrón. Él nos dijo que había escuchado sobre las piedras, pero que no las conocía.

Arturo nos dijo que las piedras estaban en terrenos de Piñera, que  había cruzar un cerco y que, por sobre todas las cosas, había que caminar seguros de que las íbamos a encontrar, que era la manera de hallarlas.



No pude ocultar mi asombro de que ahora los sitios ancestrales están en los fundos de los personajes más millonarios del país. En el norte, muchos sitios son parte o colindan con las propiedades de Luksic, y en el sur las piedras tacitas están en tierras de Piñera.


Me dijo que hace unos meses habían venido unos españoles y que su hijo los había llevado. De repente se acordó y me dijo, pero aquí el patrón tiene una piedra en su sitio, y nos invitó a visitarla. Efectivamente había una tacita, donde los perros suelen tomar agua. Empecé a darme cuenta que todo ese sector debió haber sido un sitio de alta ocupación, donde las tacitas quizás indicaban un sitio habitacional de las familias o clanes, y como investigó Latcham hace varios años (1924), las comunidades debieron haber adorado a las piedras (Cura en lengua mapuche) donde posiblemente dejaban ofrendas o las utilizaban para depositar agua (Co en mapudungun) que representaba regalos a los dioses.

Los perros beben agua de algunas tacitas.

Cruzamos el fundo de Piñera, y nos encontramos con una pampa extensa donde descansaban varios montículos de roca. Entre uno de ellos, se debía encontrar la famosa pieza lítica. Seguimos caminando y hallamos un grupo de vacas enormes que nos miraba curiosas, crucé un cerco y llegué a una gran piedra que estaba a ras de suelo, allí había una tacita alargada.



Seguí caminando hasta que vi un pequeño montículo formado por rocas, subí ese cerro y hallé la bella piedra que tenía unos 14 orificios de forma elíptica. Me llamaron la atención las diferencias que habían con las tacitas del norte que se destacan por ser más redondas, estas eran alargadas y extensas. Me situé en el lugar y me imaginé a las caravanas que venían a celebrar ceremonias (wetripantu o nguillatun), o a discutir temas (trawun o cawin). 



El sitio está emplazado en una posición estratégica desde donde se ve la Bahía Coique, las montañas de la cordillera y el sur del lago Ranco. Por su ubicación espacial debió ser  un sitio de reuniones, que los pueblos consideraban sagrado, en el que marcaron con tacitas la importancia de esa piedra, que en lengua mapuche se llama cura cahuín, o piedra de encuentro. Me quedé con la duda de si este sitio seguía siendo ocupado, pero seguramente está en la memoria de las comunidades aledañas que  mantienen firmemente su propósito y cuidado de estas tierras sagradas.






Comentarios

  1. Gran trabajo!, tu publicación y experiencia supone la vivencia y la magia que significa encontrar estos lugares sagrados, los mismos lugareños hablan de la "convicción" que hay que tener para encontrarlos y así es. Seguramente para Piñera y Lukcic son simple orificios en las piedras.

    Un abrazo

    Andrés Sandoval

    ResponderEliminar
  2. Que valioso aporte , rescatar nuestra cultura y lugares sagrados, que tan bien nos haría tener en el presente. Gracias Javier por tu interés, tu preocupación y eterno maravillarte, descubrir y compartir.

    ResponderEliminar
  3. Súper interesante Javier! sobre todo eso de las tacitas de forma oval...muy raro....
    Bueno, un abrazo compadre!

    ResponderEliminar
  4. Hola, has visitado alguna vez Petorca, 5 región? hay muchos vestigios también de piedras tacitas, cuevas, petroglifos y cerámicas, de los batos y los diaguitas =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, no he organizado una expedición a Petorca, ahora estoy en el sur, y estoy viendo sitios por acá. pero me encantaría visitar Petorca, he averiguado que hay vestigios importantes allá.

      Eliminar
    2. cuando quieras, me avisas y organizamos la expedición, hay muchos lugares que visitar!!!

      Eliminar
  5. Hola Javier.
    Buenas noticias: http://tacitas.blogspot.com/2015/07/miembro-de-nuestro-grupo-ganador-en.html

    ResponderEliminar
  6. Hola
    Gran trabajo el que se refleja en estas paginas. Me gusto mucho la redaccion que tienes
    Que pena que no sigas haciendolo
    Animo! Siempre hay algo que mostrar
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Hola! pronto tendremos nuevas publicaciones, gracias!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario